Ana Zapién
Written by

Ana Zapién

31 Jul, 2018 4 minutes

Como cada año Facebook y Google llevaron a cabo sus conferencias anuales para desarrolladores. Ambos anunciaron lanzamientos importantes que podrían traducirse en una creciente demanda de recursos de red.

Durante el  I/O 2018, la conferencia anual de desarrolladores de Google, se anunció la integración de Google Maps con Street View para brindar mejores recomendaciones a los usuarios a través de una experiencia de realidad aumentada. Los usuarios podrán abrir Maps y activar su cámara para conocer el nombre y la valoración de los servicios disponibles a su alrededor. Gracias a esta nueva función, Google consigue reivindicarse tras el fallido lanzamiento de los Google Glass, ahora Maps será el medio para vivir la experiencia inmersiva, que también abre una importante ruta para los juegos en línea, sin la necesidad de adquirir ningún dispositivo adicional.

Por su parte, durante el F8, Facebook anunció la introducción de realidad aumentada en las conversaciones de Messenger. Ahora mientras los usuarios mantienen una conversación con la marca podrán activar las cámaras de sus dispositivos móviles e interactuar con los productos. Muy similar a Snapchat, Facebook incluirá filtros en su plataforma que permitirán, de forma virtual, tener una vista más realista de los productos y entrar en “contacto” con ellos. Aunque por ahora está en fase de prueba con algunas marcas seleccionadas como Sephora y Nike, se espera que para 2019 la plataforma tenga un lanzamiento oficial al mercado.

Si bien no es un tema nada nuevo, los modelos de negocio asociados con la realidad aumentada (AR, por sus siglas en inglés) podrían materializarse de forma exponencial en 2019 gracias a estos recientes anuncios oficiales. La red necesitará responder a estas aplicaciones, prepararse para un incremento en el tráfico y tener capacidad de respuesta para habilitar una experiencia sin interrupciones y en tiempo real.

México, un país que demandará vivir las experiencias inmersivas

En México, 68 millones de personas están conectadas a Facebook y el 90% de ellas acceden desde sus dispositivos móviles. Por su parte, Google Maps tiene aproximadamente 17, 208 millones de usuarios únicos al mes. El impacto de las integraciones con la realidad aumentada será enorme en el país, los operadores deben prepararse y demostrar su disponibilidad de red para satisfacer las demandas de ancho de banda de las experiencias AR y cumplir con los requisitos de velocidad y latencia.

Hasta Pokémon Go las aplicaciones de realidad aumentada conectadas a Internet podían ser soportadas por la infraestructura existente, pero las nuevas experiencias exigirán mayor capacidad. Según un estudio de GlobalData existe una amplia gama de expectativas sobre el impacto de VR y AR en el tráfico en las redes de telecomunicaciones. Casi la mitad espera un aumento de tráfico de más del 40 por ciento para 2025. En ese sentido, los principales retos serán desarrollar soluciones cuya infraestructura no implique costes muy elevados para hacer posible una adopción masiva.

Es posible que la realidad aumentada se enfrente a las limitaciones actuales de la red de un mercado como el mexicano, pero eso no frenará la necesidad de desplegar redes de distribución de contenido pues los usuarios estarán a la espera de una experiencia de mucha calidad en tiempo real. Los operadores de red tanto mexicanos como extranjeros deberán encontrar el punto exacto para la interconexión global y los centros de datos en el borde podrán representar una oportunidad interesante para confrontar la demanda de contenido tras los anuncios de estos dos gigantes tecnológicos.