MDC Data Centers
Written by

MDC Data Centers

20 Aug, 2018 5 minutes

En los últimos cinco años hemos escuchado sobre las tecnologías que prometen acaparar la mayor parte del tráfico de Internet y todos nos hacemos la misma pregunta ¿estaremos preparados para cuando estas tendencias realmente despeguen?

Hemos desarrollado una pequeña lista de tendencias ilustrada con algunos datos duros de la región.

1. Internet de las Cosas:

Se estima que México pasará de dos objetos conectados por persona en 2015 a siete en 2020 y puede que un acelerador sea la llegada de Google Home al país. Como se había anunciado en el Google I/O 2018, el altavoz inteligente llegó a México en junio de este año.

Su llegada vaticina un repunte del IoT en la región, sin embargo hasta ahora las redes de telecomunicaciones en México se encuentran en un proceso de transformación hacia la tecnología de cuarta generación LTE, que pretende activar cerca de 500 millones de suscripciones 5G para el año 2022. La migración contribuirá con el buen desempeño del Internet de las Cosas (IoT).

Con la adopción de tecnologías que faciliten el uso del IoT los data centers tomarán un rol estratégico para lograr mayor eficiencia al momento de utilizar recursos y de energía.

2. Blockchain:

En México 2018 será el año de los primeros pasos para cientos de empresas que pretenden replicar el modelo del blockchain en sus industrias. En el país, BBVA Bancomer y Wave redujeron el tiempo de operación de siete días a dos horas y media a través de la automatización de contratos inteligentes.

¿Cuáles son los retos del blockchain para su uso masivo? La naturaleza digital del libro electrónico abierto significa que las transacciones dentro de una cadena de bloques pueden vincularse con la lógica computacional y en esencia programarse automáticamente a través de la resolución de acertijos matemáticos, lo que demanda un gran consumo de datos y energía. Por ejemplo, una sola transacción de bitcoin (la primera tecnología en utilizar una blockchain para su operación) usa 200 kilowatts por hora.

Aunque aún no veremos al blockchain operar en ciertas industrias, la tecnología ya se experimenta en sectores como la banca, los seguros, la medicina, entre muchas otras para hacer más rápidas y transparentes las transacciones en beneficio de los usuarios.

3. Realidad Virtual y Realidad Aumentada:

Tecnologías que aún no tienen una acelerada implementación en los sectores empresariales –pero sí en proyectos de entretenimiento y publicidad desde dispositivos móviles-, sin embargo su uso se ha tomado con bastante seriedad en sectores como el sanitario, educativo, agrícola o logístico.

El mercado de la realidad virtual está en crecimiento, según un reporte de Business Insider, se prevé que para 2022 se vendan más de 50 millones de aparatos asociados a esta tecnología, como gafas y audífonos, mismos que deberán conectarse con diversos dispositivos para crear experiencias inmersivas.

Por su parte, la realidad aumentada comienza a materializarse gracias a los grandes operadores como Google y Facebook que han anunciado de manera oficial APIs, plataformas y herramientas para que las empresas puedan hacer uso de la realidad aumentada con fines publicitarios.

Tal vez te interese leer: ¿Qué significan los últimos anuncios de Facebook y Google para los operadores de red?

4. Edge computing:

Con las tecnologías antes mencionadas podemos afirmar que el Edge Computing cierra nuestra lista de tendencias, pues es la tecnología que permite que los datos producidos por el Internet de las cosas (IoT), las transacciones del blockchain o la publicidad a través de AR se procesen geográficamente más cerca de donde se crean, en lugar de enviarlos a través de largos recorridos para que lleguen a centros de datos y nubes.

Según IDC el Edge computing es “es un tipo de tecnología que busca crear micro centros de datos menores a 500 metros cuadrados para procesar o almacenar datos críticos de forma local. Con la finalidad de empujar todos los datos recibidos en un centro de datos central o repositorio de almacenamiento en la nube”.

Firmas como McKinsey & Co. estiman que la llamada Industrial Internet of Things (IIoT) producirá ingresos de 7,5 billones de dólares en 2025.

El Edge computing representa una interesante oportunidad, sobre todo para mercados emergentes como México, una zona con una enorme demanda hacia las tendencias. La computación de borde reduce la latencia porque los datos no tienen que atravesar de una red a un data center o a la nube para su procesamiento. Esto es ideal para aplicaciones sensibles a la latencia donde cada milisegundo cuenta.

Te interesará: Livin’ on the Edge: Nuestro rol en la transformación de Internet

Todas estas tendencias son parte de un mismo ecosistema, se necesitan la una a la otra para utilizarse y aunque por ahora vemos un crecimiento incipiente, es importante prestar atención a los movimientos estratégicos del mercado.

Marco Chapa, director del programa de Innovación de Axtel, comentó que “las más de 500 adquisiciones hechas por las 10  empresas de tecnología más grandes del mundo -Apple, Facebook, Google, Microsoft, Amazon, Oracle, Intel, IBM, Cisco y Qualcomm – en los últimos cinco años,  están orientadas en su mayoría a startups dedicadas a la Inteligencia Artificial (51%), la movilidad (47%) y el big data (36 por ciento)”.